sábado, 19 de julio de 2014

REUNIÓN CON EL PSOE

Ayer viernes 18 de julio fuimos convocados a una reunión el comité de empresa en la sede del Partido Socialista, éramos invitados junto con miembros de las alcaldías de la comarca para informar y ser informados de los últimos acontecimientos y reuniones que se han mantenido durante esta semana.
Tenemos que agradecer una vez más el interés mostrado por la situación laboral de los empleados de la base de Morón al grupo socialista el cual encabezado por Verónica Pérez nos muestran un profundo interés por la problemática . 
Juntó a Verónica Pérez y presidiendo la reunión estaba los portavoces parlamentarios Isabel Pozuelo y Enrique Abad, ambos presentes en las reuniones que se han mantenido durante esta semana tanto en el ministerio de defensa como en la embajada de EEUU . 
En dicha reunión cordial y amena tanto Javier Domínguez como Enrique Abad informaron de como había discurrido la reunión con el ministro de defensa Pedro Morenes, y a posterior Isabel Pozuelo informo de la reunión el la embajada. 
En ambas reuniones podemos ver un cambio de actitud de aquellos que pueden hacer posible un cambio de rumbo positivo de nuestra situación laboral. Por ello os animamos a seguir unidos y os agradecemos vuestro apoyo, sin el cual esto no hubiera sido posible. 

Gracias





Sección Sindical UGT 
Base Aérea de Morón 

jueves, 17 de julio de 2014

REUNIÓN CON EL MINISTRO MORENÉS 15 de julio de 2014

REUNIÓN CON EL MINISTRO MORENÉS 15 de julio de 2014

En primer lugar, decir que estamos muy esperanzados y que debemos de ser optimista por las razones que se van a exponer a continuación.

En la reunión estuvieron las personas que acordó el Ministerio desde el primer momento. El Presidente del Comité intentó incrementar el número de asistentes hasta ocho, pero fue el Ministerio, el que indicó, el número máximo de asistentes por parte del Comité, cuatro. Las personas que estuvieron en la reunión fueron las siguientes:

Ministerio de Defensa: El Ministro de Defensa, Alejandro Enrique Alvargonzález San Martín (Secretario General de política de defensa) y Nicolás Enriquez (Asesor Parlamentario del Ministro).
Diputado del Partido Popular Ricardo Tarno y el Senador por el Partido Socialista Enrique Abad.
Por parte del comité de empresa, José Armando Rodríguez (Presidente del Comité-UGT), Javier Domínguez (Secretario del Comité-UGT) Mario Sanjusto (USO), Alejandro de los Reyes (CCOO).

La reunión se inicia a la hora establecida, 19:00, puntualidad británica. La reunión la inicia el Ministro Morenés, recordando a los asistentes que  la reunión se celebraba por la insistencia del Senador Enrique Abad (PSOE) y por la preocupación que tienen sobre la situación laboral de los trabajadores españoles de la Base de Morón.

Pasa después a explicar que existe la probabilidad de que se disminuya el contingente de efectivos de las Fuerzas Aéreas Americanas (USAFE) y que a la vez se incremente los efectivos y el tiempo de permanencia de los Infantes de Marines.

No lo dice, pero si fuera así,  es probable que implique una modificación del convenio bilateral y del contrato de prestación de servicios actual que tenemos con USAFE y, que es en realidad quien paga a los trabajadores españoles y a la vez, quién decide los despidos. Si fuese, así, sería la oportunidad idónea para introducir los cambios necesarios en el Convenio Bilateral, cambios que eliminen la invisibilidad de la plantilla de trabajadores de la Base en dicho Convenio.

Básicamente, el Ministro trata de “llenarse de razones” para mantener y/o incrementar las necesidades laborales españolas y poder así contrarrestar la política de destrucción de empleo de EEUU en la Base, incluso en este momento de incremento de uso de base.

Se entregó un informe a todos los presentes, donde se explica, desde el punto de vista del Comité, la situación laboral y las posibles soluciones, soluciones que pasan por la modificación del Convenio Bilateral, como mejor medida, para poder proporcionar estabilidad a la plantilla española. Decir, que el informe fue preparado en su totalidad por esta sección sindical, del cual, las otras secciones sindicales tienen copias.

Después de la intervención del Ministro, la interlocución por parte del Comité, la llevó el presidente, y explicó por qué se está produciendo la destrucción de empleo, cuáles son las intenciones de USAFE y cuáles las posibles soluciones: la incorporación del personal español como personal laboral local, recogido en el ANEJO 8, con el mismo estatus que los trabajadores de Rota y/o la incorporación de unos ratios 3:1 debiendose establecer un cupo minimo de trabajadores para presatar los servicios de mantenimiento (español/ civil y militar americano) que eviten la destrucción de empleo e incremente la creación cuando, en situaciones como las que estamos viviendo, se incremente el uso de la Base por parte de EEUU.

Un aspecto muy importante es  que se quedó en darle una continuidad a las relaciones Ministerio-Comité de Empresa, y el Ministro nombró a Nicolás Enriquez como la persona de contacto entre el Comité y el Ministerio. Se ha quedado también en tener otra reunión en septiembre.

Esta sección sindical está elaborando un informe jurídico sobre el Convenio Bilateral donde se establece la necesidad de modificar el mismo. Cuando se tenga, y después de consensuarse en el comité, se enviará al Ministerio para fortalecer nuestras reivindicaciones.

La reunión fue cordial, y dinámica, sentándose las bases de una negociación que esperemos dé sus frutos.

Quisiéramos enfatizar, la oportunidad e importancia de las palabras con que el Ministro Morenés abrió la reunión. Es evidente que habla bien de la honradez y personalidad del Ministro a la hora de abordar un tema, como ha sido la razón de organizar esta reunión por parte del Ministerio de Defensa (recordar que había un diputado del PP). Tema, que no ha sido baladí, puesto que ha estado a punto de provocar la cancelación de la reunión, debido la cerrazón de una sección sindical ante el intento a toda costa de incrementar el número de asistentes y de erigirse como los únicos responsables de dicho hito histórico en la Base de Morón. El 4 de julio, escribieron en su blog, en referencia a la reunión, “Como consideramos que esta es la reunión más importante que jamás se ha producido en la base, y como nosotros sí miramos por los intereses de los trabajadores, vamos a invitar a miembros de las otras dos secciones sindicales. Por el bien de todos, y porque somos mejores que ellos”. Además, ellos, como “organizadores decidieron el número”, dos por cada sección sindical, saltándose la proporcionalidad y la mayoría del Comité actual.

Pues bien, después de escuchar al Ministro, además teniendo en cuenta que son mejores que nosotros, creíamos que, o bien ayer en su resumen de la reunión, o bien hoy en la asamblea (en la que se le ha dado la oportunidad de aportar lo que hubieran creído conveniente), iban a proporcionar, no decimos unas disculpas por las duras palabras dedicadas a esta sección sindical, pero si al menos una rectificación. Lamentamos profundamente la oportunidad perdida.

Hoy se ha dejado claro en la asamblea, que estamos donde estamos, gracias al esfuerzo de toda la plantilla, pero fundamentalmente de aquellos que han acompañado a los afectados en las marchas, aquellos que madrugan todos los viernes porque saben que la lucha sindical es fundamental para cambiar esta situación injusta, aquellos que van a la Embajada en Madrid, al Consulado en Sevilla, al Parlamento y a donde haya que ir para luchar por lo que consideramos es justo.

Ellos son los verdaderos artífices de la actual situación a nivel sindical y político. Ellos son los que hacen que nos escuchen los políticos de todo signo político, de que los alcaldes hayan estado desde el primer minuto con nosotros, y sigan ahí; de que gracias a los políticos haya habido iniciativas parlamentarias, solicitud de comparecencias del Ministro de Defensa y de Asuntos Exteriores en el Congreso y en el Senado; de que la Junta de Andalucía se haya posicionado con los trabajadores; lo mismo que IU, PP y PSOE de Sevilla y estén empujando para que esta situación se solucione; de que los sindicatos a nivel provincial, regional y nacional estén apoyándonos. De ahí emana todo, no os quepa la menor duda.

¡GRACIAS POR ESTAR AHÍ,

SOIS LA CABEZA Y EL CORAZÓN DE ESTA BASE!





REUNIÓN CON RINDLER.

REUNIÓN CON RINDLER.

APROVECHANDO QUE EL SR RINDLER ESTABA EN LA BASE DE MORÓN, PEDIMOS UNA REUNIÓN A VBR PARA QUE NOS ACLARARA ALGUNO DE LOS TEMAS PENDIENTES.

LE PREGUNTAMOS SI CONOCÍA LAS RAZONES POR LAS QUE SE HABÍA EXTENDIDO EL CONTRATO A LO QUE CONTESTO QUE  NO, NO LAS CONOCÍA.
COMO NO PODÍA SER DE OTRA FORMA TAMBIÉN SE LE PREGUNTO POR LOS TRES DEPARTAMENTOS Y SOBRE LOS RUMORES DE UN NUEVO ERE. NO HAY DE MOMENTO NOVEDADES SOBRE LOS TRES DEPARTAMENTOS DIJO Y EN CUANTO AL ERE TAMPOCO SABE NADA DE MOMENTO.
ANTE LA PREGUNTA DE QUE SI TENDRÍAMOS UN VERANO TRANQUILO? (OBVIAMENTE REFIRIÉNDONOS A FUTUROS DESPIDOS) RESPONDIÓ QUE EL NO APOSTARÍA DINERO POR ESTO.
EN CUANTO RECIBAN LAS INSTRUCCIONES DE USAFE LA EJECUCIÓN SERA EN UN CORTO PERIODO DE TIEMPO.

ESTO FUE ASÍ, Y ASÍ OS LO CONTAMOS !!

NUEVA CONCENTRACIÓN EN LA PUERTA DE LA BASE.

MAÑANA DÍA 18 DE JULIO A LAS 07:15HRS EN LA PUERTA DE LA BASE, TENDREMOS UNA CONCENTRACIÓN-ASAMBLEA. EN ELLA OS DAREMOS PUNTUAL INFORMACIÓN. DE LOS ÚLTIMOS ACONTECIMIENTOS.

RECUERDA, MAÑANA VIERNES DÍA 18 EN LA PUERTA DE LA BASE TENDREMOS UNA NUEVA CONCENTRACIÓN.

TE ESPERAMOS

Los trabajadores de la base de Morón temen el próximo ERE

La base aérea de Morón de la Frontera ha sufrido ya dos despidos colectivos, el último pendiente del Tribunal Supremo
Hay trabajadores recontratados en peores condiciones y otros directamente sustituidos por norteamericanos
"Había rumores, el jefe me dijo que no me preocupara y después me echaron a la calle como a una rata"
Eran días de mucho trabajo, de horas extra interminables. Pero Álvaro (por poner un nombre ficticio que proteja una historia real) fue despedido de la base militar estadounidense de Morón de la Frontera, en Sevilla, tras más de una década de servicio. Lo llamaron ERE y dejó en la calle a cocineros, bomberos, fontaneros, administrativos, jardineros, mecánicos y un etcétera de hasta 66 empleados (salvo uno, todos españoles). Los más afortunados han sido recontratados en peores condiciones, mientras otros han sido inmediatamente sustituidos por personal norteamericano y agotan ahora el subsidio por desempleo.
"Me enteré ese mismo día. Cuando llegué tenía la tarjeta personal de acceso bloqueada. Contacté con Recursos Humanos y me dijeron que era un buen profesional pero que me había tocado", explica Álvaro. Fue en septiembre de 2013 cuando Vinnell-Brown & Root (VBR), la sociedad gestora de los servicios civiles de la base aérea, ejecutó el Expediente de Regulación de Empleo.
Cuatro meses antes, en mayo, Estados Unidos había decidido ampliar su presencia militar en Morón, con el despliegue de 500 infantes de Marina, tendencia al alza que ha repetido un año más tarde. Es la segunda destitución colectiva tras la de 2010, que se llevó por delante a otras 119 personas. Los trabajadores temen que no será la última y algunos adelantan una tercera e incluso una cuarta, dicen que para antes de finales de este año.
Seis meses después de abandonar la empresa, Álvaro recibió una llamada que le ofrecía regresar... por la puerta de atrás. Aceptó. Ha perdido la antigüedad, ha bajado de categoría y ahora ingresa unos 500 euros menos al mes. Su caso no es único: aproximadamente 60 compañeros han regresado (quince de ellos del último ERE), aunque con peores condiciones. "La mayoría son contratos de dos meses que ya han sido renovados por otros dos. No quieren que haya gente indefinida", explica Álvaro.
"Estoy machacado, hundido, humillado. No valoran el esfuerzo. ¿Para qué tanto diploma asegurándome que la empresa necesitaba gente como yo? Había rumores, el jefe me dijo que no me preocupara y después me echaron a la calle como a una rata". Juan Cocinero no tuvo tanta fortuna y, tras casi 25 años de mecánico, actualmente apura el subsidio. Es padre de familia numerosa y su mujer no trabaja por problemas en la espalda. Con 55 años y dispuesto a salir fuera para encontrar empleo, destapa la caja de Pandora: "No es lógico despedir a tanta gente e inmediatamente después volver a contratar. ¿A quién quieren engañar?".

Mano de obra norteamericana sustituye a la española

Su pregunta va más allá de los recontratados. El comité de empresa denuncia que algunos bomberos han sido sustituidos directamente por estadounidenses, con sueldos inferiores y menos derechos laborales. No es el único perfil que ha cambiado de manos: "Ahora los propios marines también limpian y no es difícil verles con una fregona en la mano", advierte Cocinero.
El antiguo trabajo como administrativa de Encarni Hermosín se lo han repartido entre sus antiguos compañeros y su jefe. "Era tal el volumen de tareas que había cancelado las vacaciones y estaba haciendo horas extraordinarias". Asegura que en estos siete meses ha llamado muchas puertas y ha entregado muchos currículos, pero sus "posibilidades de encontrar algo con 50 años son mínimas".
El presidente del comité de la empresa, José Armando Rodríguez, ofrece una visión más panorámica: "Es un cambio en el modelo de gestión. Están reventando a la plantilla pero el Gobierno y la Junta de Andalucía no hacen nada. Los españoles vamos a estar básicamente en puestos precarios". Rodríguez hace sus cábalas: de 600 trabajadores españoles fijos que había en 2010, a los 375 actuales y a los futuros 200. Como contraste, hay cerca de 200 militares estadounidenses y hasta 1.000 marines. "Es la situación ideal para ellos, sin nadie que vea lo que ocurre en la pista y con el Gobierno español sin atreverse a preguntar".
El miedo ante la 'americanización' es compartido por varios regidores de la zona. La naturaleza y función de una base en territorio extranjero han convertido el asunto en un laberinto jurídico-laboral de extrema complejidad, con cuatro actores definidos: la empresa y sus trabajadores, además de los Gobiernos español y estadounidense, en ambos casos a través de los respectivos ministerios de Defensa.
La Embajada de Estados Unidos en España prefiere no hacer comentarios sobre las conversaciones concretas entre "una empresa privada y sus empleados locales", pero sí admite a eldiario.es que están "tratando de controlar el gasto militar. Las medidas para la reducción de costes en Morón reflejan ese amplio esfuerzo compartido y esa realidad. Las Fuerzas Armadas estadounidenses están intentando minimizar, en la medida de lo posible, el efecto de la reducción de las necesidades en Morón sobre los empleados locales".

Las bases estadounidenses en suelo español

Utilizada durante la guerra de Vietnam, Morón se ha convertido en una infraestructura militar durmiente que despierta cuando Estados Unidos lo considera necesario, lo que ocurrió en 1991 con la guerra del Golfo, en 1995 con la de Somalia, y más recientemente, en 2011 con la rebelión libia contra el régimen de Gadafi y en 2013 con el estallido de violencia en Sudán del Sur. Se habla incluso de establecer un cuartel general de la Marina, cuando ahora es principalmente utilizada por la Fuerza Aérea de Estados Unidos en Europa (USAFE).
Las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos (USAF) obtienen el apoyo operativo de Morón a través de un contrato de servicio, el que realiza Vinnell-Brown & Root y que expira el 31 de marzo de 2015 (a falta de saber si VBR querrá y podrá repetir, son tres las compañías que se prevé estarán en la puja para el nuevo, hasta 2021).
"Nosotros no contratamos por número de personal, sino que identificamos el tipo y la frecuencia de los servicios que necesitamos y es el contratista el que determina cómo satisfacer nuestra demanda", explican fuentes de la USAFE desde la sede en Alemania, al tiempo que confirman los "recortes en el departamento y una disminución del número de militares en servicio en todo el mundo. En todo caso, Morón sigue siendo una importante localización estratégica para nosotros".
Los expertos recalcan la relevancia que otorga a Morón su ubicación geográfica, "que se ha revalorizado en los últimos años debido a los cambios de la estrategia de seguridad norteamericana y a la lucha contra el terrorismo internacional", aclara en un informe Inmaculada Marrero, profesora de Relaciones Internacionales en la Universidad de Granada.
En el Estado español quedan dos bases militares de utilización conjunta, la de Morón y la de Rota, ambas en Andalucía. La embajada subraya los "enormes beneficios económicos" de esta presencia. Según sus cuentas, el año pasado inyectaron en el país más de 150 millones de euros, a través de contratos y servicios, proporcionando más de 3.500 puestos de trabajo para españoles. "Las visitas de barcos estadounidenses trajeron millones de dólares en negocios a los puertos. A ello se suma el impacto económico positivo que el personal militar y sus familias tienen desde hace tiempo en la comunidad, al hacer uso de sus restaurantes, tiendas y servicios locales".
Desde 1953, cuando España decidió ceder a Estados Unidos el uso de las instalaciones de Morón, éstas se han convertido en uno de los motores económicos de la campiña sevillana. Tanto es así que el propio alcalde de Morón, Juan Manuel Rodríguez (PSOE), lamenta la "escasa información" pero la califica como "la principal empresa de nuestros municipios. Pero esa actividad comercial diaria ha disminuido en los últimos tiempos. Ahora muchos de los arreglos y suministros, incluida la mano de obra, los traen de fuera. Por ejemplo, el hormigón viene de Estados Unidos. Esta base no tributa para nada y por eso la mano de obra es el impacto económico fundamental, pues el 50% de los trabajadores de la base, y también de los afectados por el último ERE, son de Morón. Estamos preocupados".
Los beneficios económicos son una especie de contraprestación frente al riesgo que supone aceptar la instalación de una base militar extranjera. El problema surge cuando la balanza se desequilibra. "En estas condiciones no nos compensa que aviones que transportan bombas sobrevuelen nuestras cabezas", aclara el presidente del comité, que acaba de reunirse con el ministro de Defensa, Pedro Morenés, a quien agradece su "cambio de actitud pues hasta ahora lo consideraba un conflicto entre una empresa privada y sus trabajadores".
Dos propuestas concretas están sobre la mesa, a la espera de un nuevo encuentro en septiembre: equiparar el personal de Morón al de Rota, donde los trabajadores están integrados en el Ministerio de Defensa y no en una empresa, y la posibilidad de que el Ejecutivo pueda vetar las decisiones de la compañía que gestione la base si lo considera oportuno.

Las advertencias de la empresa

"Debemos recordar que ésta es una base militar y cualquier información dada puede afectar tanto al Gobierno de España como al de Estados Unidos. Si contactan con ustedes, recuerden que no deben hacer ningún comentario ni dar opiniones. La mejor respuesta es "sin comentarios", aunque el entrevistador sea insistente. Adicionalmente, deben informar a la dirección". Es parte del mensaje que recibieron los empleados de VBR apenas dos horas después de que este medio contactara telefónicamente con su gerente adjunto, Marcus H. McCain, precisamente quien firmaba la advertencia. McCain no quiso hacer declaraciones pero se ofreció a trasladar la petición a la oficina de Relaciones Públicas, para lo que, aseguró, no necesitaba conocer el contenido de las preguntas.
También atendió la llamada el gerente de VBR, Aaron Ewing, quien indicó que no es su "responsabilidad" abordar estas cuestiones, remitiendo a sus superiores. Por encima de McCain y de Ewing, militar retirado al igual que ellos, está el director general de VBR, Jim Rindler, el encargado de supervisar las bases norteamericanas de España y Turquía. Rindler respondía al teléfono desde Estados Unidos pero derivaba la petición a la USAFE... la misma Fuerza Aérea de Estados Unidos en Europa que deja la pelota de las altas y bajas en el tejado de VBR.
Mientras la empresa busca quién y cómo da las explicaciones, los empleados coinciden en señalar un clima de "censura y miedo". Así lo vive desde dentro Álvaro: "Ahora ya no se comenta casi nada. Todo el mundo está asustado. La gente no habla por temor". El último despido colectivo, el de 2013, fue ejecutado pese a haber sido declarado "no ajustado a derecho" por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. A finales de mayo, el Tribunal Supremo admitió a trámite el recurso promovido por los trabajadores, quienes esperan una resolución para finales de año.


FUENTE: http://www.eldiario.es/politica/Unidos-ultima-militar-low-cost-Andalucia_0_282072161.html


miércoles, 16 de julio de 2014

ASAMBLEA INFORMATIVA EN EL TEATRO

MAÑANA JUEVES DIA 17 DE JULIO A LAS 12:30 HRS TENDREMOS UNA ASAMBLEA INFORMATIVA EN EL TEATRO DE LA BASE.

NO FALTES !!

INFORMAREMOS SOBRE LOS ULTIMOS ACONTECIMIENTOS.

Bueno se congratula por el resultado "positivo" de la reunión de Morenés con los trabajadores de Morón

El presidente del Partido Popular de Sevilla, Juan Bueno, ha mostrado su satisfacción por el "resultado positivo" de la reunión mantenida el martes por la tarde en la sede del Ministerio de Defensa entre el titular del departamento, Pedro Morenés, y el comité de empresa de la base de Morón de la Frontera en Madrid, a la que asistió también el PP sevillano, a través de su diputado nacional, Ricardo Tarno, así como el socialista Enrique Abad.

 Según señala en una nota, en este encuentro, en el que abordaron la actual coyuntura de los trabajadores de esta base militar, el ministro de Defensa "atendió su situación tras los expedientes de regulación de empleo sucesivos que se han producido en dicha base". "La reunión fue muy positiva y los trabajadores de la base de Morón saben, y ayer se lo volvimos a transmitir desde el PP, que nuestro partido está trabajando sin descanso para alcanzar la estabilidad laboral de los empleados españoles", ha apuntado el presidente provincial del PP.  "El Partido Popular va a seguir siendo interlocutor de estos trabajadores y por ellos vamos a seguir luchando, para garantizar sus derechos. 

Esta es la finalidad del Gobierno de la Nación, la de solucionar los problemas de los afectados", ha subrayado el presidente de los populares sevillanos.   Bueno asegura que el ministro de Defensa se ha "comprometido a seguir de cerca" la evolución de todos los aspectos vinculados con este asunto y "mostró su preocupación e interés por buscar soluciones para que no haya conflictividad laboral y se eviten que se repita la situación que han padecido los trabajadores desde 2010 con los Expedientes de Regulación de Empleo".
 Ahora, el Ministerio de Defensa trasladará al Gobierno de Estados Unidos "la necesidad y la importancia de que haya un buen pliego de condiciones para que estos trabajadores puedan trabajar con normalidad" y ha añadido que "como ya se dijo el martes en la reunión, la base de Morón es muy importante para el Gobierno de España y para las relaciones bilaterales con Estados Unidos y la ausencia de conflictividad laboral es clave en toda esta situación", según ha indicado Bueno.

   Por último, ha lamentado que el PSOE haya "politizado" la situación de estos trabajadores de la provincia, aunque "no nos sorprende en absoluto porque el Partido Socialista nos tiene acostumbrados a este tipo de comportamiento partidista".

   "Una vez más, el PSOE piensa más en sí mismo y sus intereses en lugar de luchar por el futuro de estos empleados, algo que sí está haciendo el Gobierno de la Nación y así lo demostró nuevamente ayer en una reunión en la que estaban representadas todas las partes, aunque lamentablemente no todos tienen el mismo interés por solucionar esta situación, como está demostrando el Partido Socialista", ha insistido Bueno.